Soledad y Miedo

 

¿Has sentido como que no encajas en la sociedad o en algún grupo de amigos, e intentas hacer lo posible para que así sea, pero al mismo tiempo te sientes ajeno(a) a ti? 

¿Tratas de hacer lo que los demás dicen o intentar pensar cómo ellos, pero te resulta prácticamente imposible y eso a su vez te hace sentir más asilado(a) y solo(a)?

¿Te has puesto a pensar alguna vez que a todos nos sucede lo mismo en algún momento de nuestra vida?

Quizás si supieras esto desde un inicio sería más sencillo todo y el sentimiento de incomprensión y soledad no existiría.

El problema es cuando perdemos nuestra forma autentica de ser, de sentir, limitando y reprimiendo nuestra forma de expresión por temor a no ser aceptados, o mejor dicho, por el gran temor de no ser amados.

Surgen exigencias fuertes que nos imponemos para ser reconocidos y tratamos de ser perfectos para que los demás nos tomen en cuenta.

Y de alguna forma comenzamos a olvidar y perder el verdadero propósito de nuestro corazón, de nuestra alma, de nuestra vida y eso nos hace sentir sumamente perdido(a)s. Creemos que podemos encontrarlo a través del otro, de vivir su vida, de tener sus cosas, sin darnos cuenta que la mayoría estamos perdido(a)s y sólo unos pocos han tenido la fuerza y la guía interna para retomarla desde si mismos.

Date el permiso de sentir, de expresarte, de equivocarte, de amar y ser amado(a), puesto que, sólo por el hecho de estar vivo(a), lo mereces, y mientras más auténtico(a) seas contigo, más amor y personas sinceras te rodearán, ya que sentirán el amor que generas por ti mismo(a), no necesitarás fingir más ni exigirte tanto. Lo mejor es que abrirás el camino para que otros que al igual que tu encuentren su camino.

En tu interior está la verdadera libertad y amor, nunca fuera. 

Que tengas un excelente y bendecido día.

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados